DIY: Jardín vertical artificial
25 jul

DIY: Jardín vertical artificial

Hoy te traigo un tutorial de decoración made in Lucecú para decorar y alegrar tu pared de una forma diferente: un jardín vertical con flores artificiales. Estoy muy orgullosa de cómo me ha quedado y ya adorna, desde ayer, la pared de mi escritorio.

Te aconsejo que antes de nada, leas bien las instrucciones y el proceso a seguir para asegurarte de no cometer errores. Ya los cometo yo por ti.

¡Vamos allá!

Materiales:

- Tijeras

- Estante con fondo (el mío lo compré hace siglos en Tiger, puede ser hexagonal o con la forma que más te guste)

- Flores artificiales al gusto y una planta colgante. Las mías son de Ikea

- Cola de carpintero

- Cuchillo de hoja larga (sirve uno de la cocina pero que no tenga sierra, desintegraría la espuma)

- Espuma de jardinería en bloque. Ésa en la que tanto nos gusta hundir el dedo

- Un gato blanco. No es obligatorio, pero te hace el trabajo más ameno.

Material para jardín colgante artificial

Instrucciones:

1. Antes de nada asegúrate de que la espuma no rebasa el borde del estante. Si lo hace, tendrás que hacer un corte transversal (la mía quedaba justa así que no tuve problema).

2. Pon los dos bloques de espuma encima del estante (en el mío no entran) y presiona un poco sobre los bordes para marcar la zona de corte.

3. Con un cuchillo, corta el sobrante. Comprueba que encaja bien y pon la cola de carpintero en zigzag.

Encolar el estante con cola de carpintero

4. Coloca los bloques dentro moviéndolos un poco para esparcir bien la cola y que se adhieran bien. Tendría que quedarte algo como esto:

Bloques de espuma de jardinería colocados

5. Mientras seca la cola, aprovechamos para cortar las flores artificiales. Yo dejaba un margen de unos 3-4 centímetros. Si las cortas demasiado, luego no se podrán sujetar correctamente y podrían caerse.

Flores artificiales cortadas

6. Éste es el momento en el que puedes hacer una simulación para ver cómo te gustaría colocarlas. No te preocupes si ves muchos espacios sin cubrir porque, además de utilizar la planta colgante que hemos comprado para taparlos, también vamos a usar las hojas de las propias flores.

Mi simulación ha quedado así:

Simulación del jardín colgante con las flores sin fijar

7. Ahora llega lo bueno, que es fijar las flores en la espuma. Procura no ponerlas todas de frente. Fíjate por ejemplo en la flor grande y oscura que he puesto abajo; la he colocado un poco hacia abajo y a la izquierda para darle naturalidad.

Ya ves que he colocado algunas hojas y que incluso alguna no aparece en el resultado final. Y es que no pasa nada si te equivocas; puedes rectificar (pero sin pasarse o sino la espuma te quedará como un queso Suizo y por tanto, inservible).

Flores y hojas artificiales ya fijadas

8. Para terminar, coloco las hojas que me faltan y el toque 'colgante' se lo doy con la planta que todavía no he utilizado y que además, de tan ansiosa que soy, no hice foto (pero es de Ikea también).

Para colocarla, cortas cada rama y la más larga, la fijas desde arriba de todo (en mi caso, a la derecha de la flor blanca grande), integrándola hoja a hoja con las manos y procurando que sobre un buen trozo hacia abajo (que es lo que va a colgar). Y ya desde aquí, colgamos un par de ramas más pequeñas para cubrir los huecos que falten en la composición y las dejamos caer también en el lado inferior.

Además, me he permitido añadir alguna rama a mayores arriba a la izquierda.

Jardín vertical terminado

9. Ahora sólo nos queda colocar nuestro precioso jardín colgante en la pared. Yo lo acompañaría de varios elementos (láminas, objetos decorativos...) porque es muy combinable ya que las flores van con todo.

Jardín vertical colocado en la pared

Y ya tenemos nuestro propio jardín vertical. Fíjate bien que esta técnica, podría servirte perfectamente para hacer un precioso centro de mesa.

Nota: Si crees que no vas a conseguir que quede bien a la primera, no pegues la espuma al estante antes de fijar las flores. Así, podrás equivocarte cuantas veces quieras y bastará con comprar unos bloques a mayores si los primeros te quedan inservibles.

Anímate y para cualquier duda, no dudes en mandarme un correo. También me haría mucha ilusión que me enviaras una foto con el resultado.

Hasta la próxima entrada.