Decorando un recibidor pequeño
28 abr

Decorando un recibidor pequeño

Me encantan los recibidores sencillos y bonitos pero a la vez útiles. No debemos olvidar, que es la primera impresión que nos llevamos al entrar en casa. Sí, nosotros también nos llevamos una impresión aunque ya lo hayamos visto mil veces. Llegar cansados el trabajo con ganas de tirarse en el sofá y encontrarse con la casa sucia o desordenada no es lo más agradable del mundo ¿verdad? Pues encontrarse con el recibidor inadecuado, tampoco.

El mío es un híbrido entre pasillo y recibidor. Bastante pequeño, con muchas puertas y poca pared así que si te pasa lo mismo, te entiendo. 

Por eso voy a darte unos consejitos para decorar con gusto e intentar que tu recibidor parezca más amplio.

Las paredes

Son el punto fuerte, donde tienes que intentar sacar todo el partido.

Un mural de cuadros  (tips para hacerlos en esta entrada), es de las mejores opciones. Colocar espejos ayudan a ampliar visualmente el espacio y la luz si no tiene demasiada.

Mira cómo lo han hecho en SolLeblch añadiendo un sencillo banco debajo que sirve de estantería improvisada y como asiento para quitarse/ponerse los zapatos:

Entrada con cuadros y banco

Annabode + co. nos presenta este precioso y sencillísimo recibidor con espejo:

Recibidor sencillo con espejo y colgadores

La pared es también un buen sitio para poner colgadores para la ropa. Intenta evitar los percheros de pie. Ocupan demasiado espacio y reducen la poca amplitud que tenemos aún más.

En Little Green Notebook, los tienen así de bonitos:

Muebles multiuso

Concretamente zapateros. Se pueden conseguir lo suficientemente estrechos como para que no entorpezcan el paso y además servirán como punto de apoyo para colocar cosas bonitas y dejar el correo y las llaves.

Éste zapatero atornillado es maravilloso. Lo he encontrado en la web de Design Sponge, y explica visualmente muy bien lo que te decía antes. Los hay que tienen un fondo de unos 18 cm, lo que es muy poco espacio a sacrificar por tener los zapatos bien resguardados en la entrada. Tiene además otra ventaja y es que al tener únicamente dos patas delanteras, respeta el rodapiés de la pared y se mantiene ajustado a la pared.

Alfombras

No olvides poner una alfombra bonita para darle un poco de vida al espacio. Intenta que sea un poco de batalla por así decirlo ya que va a tener mucho tránsito.

Como el recibidor del blog de Jenna Sue Design, en el que han puesto una alfombra de estilo rústico preciosa:

O como en Homey oh My, donde podemos encontrar una alfombra un poco más casera y lavable en tonos oscuros (que es más sufrida):

 

Estoy segura de que alguna de estas imágenes os ha servido de inspiración para tu entrada. Sólo queda que te pongas manos a la obra.

¡Hasta la próxima!