La decoración, nuestro otro yo
21 abr

La decoración, nuestro otro yo

A día de hoy, todavía no consigo entender a esas personas que no le dan a la decoración el papel que ésta se merece. A mí me parece muy importante saber reflejar tu personalidad en tu casa; es nuestro mayor espejo. Por suerte, este hecho no pasa desapercibido en el cine o la televisión y no olvidan contratar estupendos profesionales de escenografía que cuidan hasta el más mínimo detalle.

Jamás habríamos llegado a entender completamente a Carrie Bradshaw si, en vez de vivir en su pequeño apartamento, viviera en el impersonal loft de Christian Bale en American Psycho.

Así que hoy, en esta entrada que se sale mucho de lo habitual, vamos a hacer un pequeño recorrido por las casas de la pequeña y gran pantalla.

Carrie Bradshaw

Ya que la he mencionado, qué menos que empezar con ella. Su casa está llena de detalles, es cálida, acogedora y, por supuesto hay muchos libros y revistas. Porque Carrie es escritora.

Sin embargo, hay algo que es mucho más importante para ella; la moda. No hay más que ver el tamaño de su vestidor (ya el simple hecho de que tenga un vestidor en un piso tan pequeño es muy revelador). El apartamento está diseñado para que viva una mujer soltera (recordemos el desastre cuando tuvo que convivir de forma temporal con Aidan), por eso todo está comunicado para que sea práctico, dejando de lado la intimidad de los inquilinos. Porque sólo hay uno.

Vista aérea del apartamento de Carrie Bradshaw

Apartamento de Carrie

Modern Family

Esta serie es un gran ejemplo para mostrar los diferentes estilos de decoración para diferentes estilos de familia.

La familia tradicional, formada por Claire y Phil, donde Claire es un ama de casa adulta, responsable y un poco neurótica mientras que su marido Phil, es todo lo contrario. Juntos han tenido 3 hijos; la guapa, la empollona y el miniphil. Un cliché.

Al ser la familia tradicional, su casa de barrio residencial es la más clásica de las tres. Tienen un piano en el salón (que personalmente jamás he visto que nadie tocara), abundancia en tonos crema y neutros en su mayoría cálidos. Cuadros de bodegones en la cocina (que es también muy tradicional), molduras y fotos familiares en la pared de la escalera. No hay lugar para la sorpresa.

La casa de los Dunphy, Modern Family

Llegamos ahora a la familia homoparental, formada por Mitch y Cam que han adoptado a su hija Lilly en Vietnam. Estos dos personajes han sacado en diversas ocasiones la gran singularidad de su familia, sobretodo en el capítulo en el que buscan una guardería para Lilly y las más progres, se los rifan.

Pues bien, su casa no podía ser menos y es además, mi favorita de las tres. Por fuera es una villa de estilo español preciosa con enredaderas en la fachada. Por dentro es muy ecléctica. Por un lado mantienen la línea arquitectónica más clásica de la casa (grandes arcos, molduras, la preciosa chimenea) y por otro aparecen elementos de distintas épocas. Uno que me llama mucho la atención es la puerta de la cocina, de tipo giratoria que le da un aire retro muy interesante.

Respecto a la decoración, son contemporáneos, con amor por los detalles, colores neutros oscuros que contrastan con pequeños toques de rojo.

Sala de estar de Mitch y Cam de Modern Family

Por último, la familia reconstituida formada por Jay, Gloria y Manny el hijo de ésta. El co-creador de la serie ha dicho de la misma: "Pasaba por allí cada día, y parecía la casa moderna en la que tantos hombres ricos, mayores y divorciados parecen acabar".

Sin embargo, hay ciertas diferencias. Frente a lo que se suele suponer que es una casa masculina (repleta de blanco, negro y gris) se aprecia fácilmente la mano de Gloria en muchos de los rincones. Sobretodo en ese estampado de cebra que se repite a lo largo de la casa (Gloria viste con estampados animales en diversas ocasiones) o en la variedad de colores de las paredes. Bueno, en realidad en todos los colores que no sean blanco, negro o gris.

Casa de Jay y Gloria Pritchett

Las Chicas Gilmore

La casa de Lorelai siempre me ha parecido fascinante. Es un conjunto de objetos sin relación alguna que dan un aspecto realmente caótico a las estancias. Para ella, lo más importante es el lado sentimental, lo que le evoca cada cosa. Cuando la vi por primera vez, pensé que la serie era mucho más antigua de lo que en realidad es.

Esto contrasta descaradamente con la rigidez de formas de la casa de sus padres, que parece una casa de catálogo. Su hogar es su última rebeldía. Y así parece tomárselo su madre la primera vez que la visita.

Tiene toques de casita perdida en el campo (la chimenea de ladrillos, la manta de ganchillo, la cocina... Es justo en lo que ella misma se ha convertido. Y es por esta conexión tan íntima y fuerte, que no ha sido capaz de mudarse.

La casa de Lorelai de las Chicas Gilmore

La cocina de Lorelai de las Chicas Gilmore

Todas las imágenes a excepción de la vista aérea del apartamento de Carrie, son de Hooked on Houses.

Espero que te haya gustado el artículo y que tengas un buen fin de semana.

¡Hasta el jueves que viene!